Deterioro del centro histórico de las ciudades. ¿Es viable su reactivación?

Autores/as

  • Jan Bazant

Resumen

Durante siglos, los centros han concentrado las actividades de la ciudad; las oficinas de gobierno e iglesia configurando la plaza principal, escuelas y universidad, hospitales, comercios de toda índole, el equipamiento social y por supuesto las casonas de los notables así como las viviendas de los trabajadores en otro sector.  
Pero a partir del siglo XX, en México como en los países latinoamericanos, hay grandes cambios sociales, económicos y políticos que empiezan a cambiar drásticamente la fisonomía de las ciudades. Uno de ellos fue el crecimiento demográfico que septuplicó la población urbana e impulso la brutal expansión de las ciudades hacia sus periferias. Esto trajo consigo la reubicación de muchas actividades hacia las periferias y con ello el gradual deterioro del centro urbano.
El artículo tiene por objetivo el analizar algunas variables del gradual decaimiento de los centros urbanos: crecimiento demográfico, expansión urbana y una estructura funcional fragmentada. Luego se presentan las consecuencias que tuvieron estas variables sobre los centros: cambio de la estructura social y económica en el centro, los crecientes congestionamientos con el aislamiento del centro del resto de la ciudad y la ocupación de los espacios públicos –banquetas y plazas- por los vendedores ambulantes que obstaculizan la presencia de edificaciones patrimoniales dentro de la escena urbana e inhiben las actividades económicas formales.
Se presentan algunas conclusiones y recomendaciones entre las que destacan como la ausencia de planeación urbana ha limitado que el centro histórico sea conceptualizado como una estructura social, económica, funcional y físico-espacial dentro de la que hay edificaciones patrimoniales. El congestionamiento tiende a agravar la base económica del centro urbano la que a su vez deteriora su entorno físico; por lo que es muy importante buscar resolver la accesibilidad de los habitantes urbanos para estimular su gradual re-activación. En resumen, es necesario retomar la planeación urbana como un instrumento que ayude a establecer prioridades de acción y estrategias de cómo a corto, mediano y largo plazo se puede ir logrando su rescate e inserción gradual en las actividades de la ciudad. El centro urbano no son sólo edificios patrimoniales, sino que también son los espacios convivencia e identidad de la población de una ciudad.

Descargas

Publicado

2015-07-08 — Actualizado el 2020-11-03

Cómo citar

Bazant, J. (2020). Deterioro del centro histórico de las ciudades. ¿Es viable su reactivación?. Tiempo Y Espacio, (29), 61–86. Recuperado a partir de https://revistas.ubiobio.cl/index.php/TYE/article/view/1801

Número

Sección

Geografía